Seleccionar página

La municipalidad de Nueuqen logró combinar la modalidad de carga del boleto estudiantil con el sistema de coordinación de la tarjeta SUBE. Ahora los alumnos podrán cargar su abono en cualquier terminal de autoservicio (TAS) sin necesidad de ir hasta las terminales municipales de la SUBE y llevar los certificados escolares, como hasta 2016.

Según explicó el subsecretario de Transporte y Tránsito, Fernando Palladino, el padrón 2017 se cargó con la misma información que se contaba hasta el ciclo 2016, menos los egresados de séptimo grado y los egresados del ciclo escolar secundario.

En total están empadronados 25.000 alumnos de todos los niveles que pagarán el boleto escolar de 2.08 pesos en el caso de los estudiantes primarios y secundarios. Y de 6,85 pesos en el caso de los universitarios y terciarios.

“Los padrones estarán en los establecimientos educativos. Si están en el padrón, podrán ir con su tarjeta a cualquiera de las terminales TAS (incluidos los fines de semana en los shoppings y otros comercios) y cargar los boletos escolares”, dijo Palladino.

Indicó que hasta el ciclo anterior los alumnos debían llevar el certificado de alumno regular a las oficinas municipales de la SUBE para que se les incorporara la información a la tarjeta.

Sólo en caso de no figurar en los padrones, como sucede con los ingresantes a primer año o primer grado, deberán llevar la información a la comuna para ser incorporados al padrón 2017.

“Deben llevar el certificado y la tarjeta, porque en los centros municipales no hay. Se codifica la tarjeta que lleva el estudiante y se agrega al padrón. A partir de ello, podrán cargar el boleto escolar en cualquier terminal de autoservicio como los jubilados y pensionados”, destacó.