Seleccionar página

Ya se activó la cuenta regresiva para que el boleto electrónico sea usado con preferencia en San Juan, pero igual dejarán un boleto preferencial, más caro, para el que no tenga tarjeta SUBE en San Juan y pague con dinero.

El 31 de octubre se firmó un acuerdo oficial para la implementación definitiva de SUBE en pocas semanas. Avanza la tarjeta SUBE, con vistas a que en marzo desaparezca el boleto papel El 31 de octubre se firmó un acuerdo oficial para la implementación definitiva de SUBE en pocas semanas.
Según el subsecretario de Tránsito y Transporte, Ariel Palma, todo avanza sin complicaciones para que en marzo próximo, justo para el inicio del ciclo lectivo, pueda estar usándose a pleno la tarjeta SUBE, abandonando el sistema tradicional de boleto papel, tal y como acordaron hace unas semanas atrás el Gobierno, junto al gremio de los colectiveros UTA y la liga de empresarios de colectivos local ATAP. No obstante, está firme también que quedará un boleto preferencial para aquellos que no tengan tarjeta y quieran pagar con dinero, que costará un 50% más que el boleto electrónico.

“Vamos avanzando, en Buenos Aires costó muchísimo que se vayan acostumbrando las personas, pero funciona de modo eficiente e incluso ahora se implementa en trenes y subtes, lo van ampliando porque el sistema realmente es muy beneficioso para la sociedad y al Estado le permite controlar”, evaluó el subsecretario de Tránsito y Transporte, Ariel Palma. Y agregó que “estamos con la fecha límite en marzo y viendo si podemos dejar algún boleto único o dos en algunas secciones, para que el turista y alguna persona que no haya podido tener su tarjeta pueda pagar para viajar, pero el resto todo será electrónico. Así que estamos avanzando bien para que podamos cumplir con esa fecha”.

El funcionario explicó que la idea del boleto diferencial es que sea “mucho más caro” que lo que se paga con la tarjeta, para desalentar que se produzcan abusos y se incorpore definitivamente el boleto electrónico. “Como Estado, garantizamos que cualquier persona que no tenga tarjeta, va a poder viajar, pero es también para que gente se preocupe por tener la tarjeta. Va a salir mucho más caro y nadie lo va a querer pagar. Es una medida sumada a todos los que tienen beneficios, para interesar a la gente a que use la SUBE”, añadió.

La tarjeta SUBE se lanzó en octubre del año pasado con 16 líneas de las más de 60 que operan en la Provincia, y el sistema recién estuvo operativo al 100% entre fines de marzo y principios de abril últimos, por eso todavía no se cumple un año desde que está el boleto electrónico funcionando en los alrededor de 500 micros que conforman el servicio de corta y media distancia en San Juan.

Por otro lado, la cantidad de comercios que venden la tarjeta también es un tema sensible y se ha conseguido mejorar notablemente el número de locales adheridos para la venta. En enero eran 35 y hoy son casi 160, aseguró el funcionario.