Seleccionar página

Tras un extenso proceso de gestión de la infraestructura necesaria para su puesta en funcionamiento, el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) comienza ser una realidad en la provincia, y desde el 4 de julio comenzará la entrega de las tarjetas en el Domo del Centenario.

Así lo confirmó a NORTE el subsecretario de Transporte de la provincia, Roberto Medina, quien expresó su satisfacción ante la llegada a la provincia de unos 28.000 plásticos, que corresponden a la partida inicial de una serie más importante que la Nación enviará al Chaco para atender la gran demanda local.

Distribución gratuita de la tarjeta SUBE en Resistencia

Si bien restan pulir los detalles finos, teniendo en cuenta que hay competencias compartidas entre la Comuna y la Provincia, la intención es iniciar el proceso de distribución de las tarjetas a partir del miércoles de la próxima semana, en el Domo del Centenario a partir de las 9 de mañana.

En primer término, serán convocados aquellos usuarios que estén en condiciones de acceder a la tarifa social. En este grupo, están incluidos los jubilados y pensionados nacionales, excombatientes de la Guerra de Malvinas, los beneficiarios de la asignación universal por hijo, las mujeres que reciben asignación por embarazo, los beneficiarios del Plan Progresar, el personal de trabajo doméstico, las personas que integran el programa Argentina Trabaja y Ellas Hacen, los que cuenten con nonotributo social y con pensiones no contributivas.

Para poder acceder a esta Tarifa, es necesario tener registrada tu SUBE (ver cómo registrar la sube), trámite que puede realizarse en cualquier centro de atención de la empresa.

En un segundo momento, podrán acceder a la nueva tarjeta los usuarios en general, siempre de manera gratuita, en el mismo predio, en fecha y horarios aún por confirmar. Ambos grupos se harán con los plásticos de manera gratuita.

Por su parte, al menos por lo que resta del año, el boleto estudiantil gratuito continuará en vigencia, a través de la Tarjebus, sistema que convivirá con la SUBE hasta fines de 2017.