Seleccionar página

 

Ayer a las 17, cuando ya se anunciaba el cierre del puesto SUBE ubicado en la estación Constitución, aún quedaban 50 personas en una fila para registrar sus tarjetas y obtener la tarifa social que permite viajar con descuento. Había habido hasta tres horas de espera. Y no faltaron las quejas.

“Sabía que iba a haber mucha gente pero vine igual porque hoy pagué con aumento y no voy a poder sostenerlo”, contó Delia Montenegro (48), quien tiene un hijo chiquito por el que recibe la Asignación Universal por Hijo y se convierte en beneficiaria de la tarifa social. “Fue imposible hacer el trámite por Internet: está colapsada la página. Estuve hasta las tres de la mañana de ayer y no pude”, explicó.

Aquellos que lograron concluir el trámite viajarán con un 55% de descuento en los pasajes de trenes y colectivos de todo el país. De eso se trata la campaña que lanzó el 31 de marzo el Ministerio de Transporte de la Nación para que los usuarios de la tarjeta SUBE que estén en condiciones de acceder a la tarifa social se registren y accedan al beneficio.

“Hago el trámite porque tengo monotributo social y es una ayuda”, explicó Luis Mario Agüero (51) a Clarín, tras dos horas de espera. Confecciona remeras y la compra de insumos lo hace viajar desde Banfield, donde vive, hasta Capital varios días a la semana.

Las formas de registro son: presencial, por teléfono al 0800-777-7823 y por Internet en www.sube.gob.ar. Pero ayer no dieron abasto. Ante la puesta en circulación de las nuevas tarifas para los boletos de colectivos y trenes, con subas de hasta un 100%, la web se cayó, la línea telefónica colapsó y las filas se extendieron.

El trámite que intentaban realizar consiste en brindar algunos datos personales y el número de la tarjeta. Así queda registrada.

“No avanza esta fila, pero como hoy tengo franco me quedo”, dijo a este diario Carlos Pani cuando llevaba dos horas de espera en Constitución. “Tenemos tres chicos y  llevarlos a cualquier lado todos los días cuesta mucho”.  Vive en Lomas de Zamora y trabaja en Capital y por la Asignación Universal por Hijo le corresponde tarifa social.  “Todo suma: la comida, los útiles, el combustible”, indicó. Y con respecto al aumento en los boletos de tren y colectivo dijo que fueron “muy abruptos”.

La tarifa social aplica a  jubilados o pensionados, personal de trabajo doméstico, ex combatientes o beneficiarios de ciertos planes sociales (Asignación Universal por Hijo, Asignación por Embarazo, programas de Jefes y Jefas de Hogar y plan Progresar).

Desde el 31 de marzo se incorporaron también como beneficiarios a quienes presentan monotributo social y pensiones no contributivas, o pertenecen a los Planes “Argentina trabaja” y “Ellas hacen”. Quienes ya reciben la tarifa social no deben realizar ningún trámite porque el nuevo descuento del 55% se les aplica automáticamente.

A partir de ayer, el boleto mínimo de colectivo en Capital Federal y el conurbano bonaerense pasó a costar $ 6 y la tarifa de tren entre $ 2 y $ 4, según las diferentes secciones. Para los beneficiarios de la tarifa social, el boleto mínimo de colectivo costará $2,70, y el de tren, entre $ 0,90 y $ 1,80.

La campaña presencial para registrarse comenzó hace una semana, forma parte de un refuerzo del operativo y continuará hasta fines de abril. Hoy, de 9 a 18, SUBE estará registrando a los usuarios en Lanús, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Quilmes, La Matanza, San Martín y Moreno.

De lunes a viernes de 8 a 20, estarán en las terminales de Constitución, Retiro y Once y en las dependencias de PAMI de Capital y Hudson. Una vez finalizada la campaña presencial, el registro continuará a través de la página, la línea telefónica, los Centros de Atención SUBE y diversas delegaciones municipales.

Registrada la tarjeta, los usuarios también podrán utilizar las terminales automáticas SUBE para consultar el saldo y últimos movimientos, acreditar la carga realizada en cajeros automáticos y redes virtuales, y finalizar la gestión de acreditación de saldo por robo o pérdida.

Desde el 31 de marzo y hasta el 6 de abril, se registraron 79.585 nuevos beneficiarios. El total de tarjetas asciende a 148.229. Pero muchas personas esperan aún poder realizar el trámite cuanto antes.